Stones Don’t Move
2016 | Sean Kelly Gallery | New York, USA

La exposición se extiende a lo largo de toda la amplia gama de la práctica de Jose Dávila. Aquí Dávila presenta una serie de recortes fotográficos –cut-outs– a gran escala basados ​​en la Femme d’Alger, 1963 de Roy Lichtenstein, a su vez inspirado en Las mujeres de Argel de Pablo Picasso, 1955, inspirada en la pintura de 1834 de Eugène Delacroix Las mujeres de Argel en su Apartamento. Similar a la serie Picasso, que incluye quince pinturas al óleo y varios cientos de bocetos, los recortes de Dávila se presentan en trece variaciones. Comenzando con una imagen completa, los elementos clave de la imagen son eliminados progresivamente hasta que el trabajo se reduce a sus elementos estructurales esenciales, invitando al espectador a hacer una pausa y considerar la importancia de lo que ya no está presente y lo que queda. Una serie de esculturas de piso independientes de vidrio y mármol completan la instalación en la galería principal. Las esculturas son una extensión de la serie Esfuerzo Conjunto, en que la materiales de construcción sencillos se yuxtaponen creando un poderoso juego de fragilidad y fuerza, equilibrio y equilibrio.

En otra sala, una selección de móviles en varios colores y tamaños se suspende desde el techo a diferentes alturas, creando una instalación cinética inmersiva. Los trabajos, parte de la serie en curso de Dávila titulada Homenaje al Cuadrado, son ejemplos de su fascinación por las teorías de Josef Albers sobre la percepción e interacción del color a través de un formato de cuadrados matemáticamente determinados.