NIRIN
2020 | 22nd Biennale of Sydney | AU

Para la edición 22 de la Bienal de Sydney, Jose Dávila ha desafiado a su propia práctica y ha creado esculturas in situ a partir de materiales encontrados en Cockatoo Island, un sitio que ha funcionado de diversas maneras, como una antigua cantera colonial, un centro penitenciario británico, un astillero dónde se construyeron barcos para la Segunda Guerra Mundial y ahora un sitio protegido por la UNESCO. Las esculturas funcionan como metáforas de la vida olvidada de los metales, la arenisca y los objetos desechados que habitan la isla y que alguna vez tuvieron utilidad y poder. Cuando el público observa estas esculturas, se balancean como si fueran a colapsar, pero aun así mantienen su composición por medio de un soporte improbable. Un cuidadoso y preciso juego con la gravedad es planteado. Resulta sorprendente que en estas nuevas combinaciones los materiales desechados sobrevivan para reflejar nuestro propio rechazo de ellos, como un recuerdo que busca recuperar su lugar de visibilidad.