Das muss der Ort seen (This must be the place)
2013 | Figge von Rosen Gallery | Cologne, DE

Las cinco esculturas que Dávila ha creado para esta exposición representan una forma de recuperar la memoria modernista, Minimal, Postminimal y pobre (en el sentido del Arte Povera) de la escultura. Sin embargo, es una memoria vaga, una asociación de elementos y estrategias, más que una cita exacta. Aquí Dávila no hace suyas las formas e ideas de artistas anteriores, sino sus variantes y el desarrollo de éstas; es más bien un renacimiento de las posibilidades escultóricas implementadas de modo contemporáneo. ‘Línea’ y ‘espacio’, así como la acción conjunta del dibujo y la tridimensionalidad con temas dominantes de estas piezas.

Todas las obras tridimensionales de esta exhibición tienen en común la combinación de colores y la voluntad artística de poner –junto a la composición espacial y el juego modernista de balance y equilibrio- el color mismo en primer plano, lo que a su vez nos recuerda a los pilares de colores de Max Bill, sus Constelaciones.