Early work

La obra temprana de Dávila abordó en gran medida el análisis arduo de cómo se dispone del espacio y cómo es utilizado en un contexto social. También buscó reconsiderar la manera en que establecemos relaciones con objetos de uso común. Al utilizar frecuentemente materiales como cartón, aluminio y libros, el artista llevo a cabo una serie de alteraciones que encaminan a revelar las dinámicas internas del sistema de referencias visuales que dan forma a la vida contemporánea.

Por medio de una serie de fracturas simbólicas, el artista revela cómo el contexto cotidiano actual está en una conversación permanente con las tradiciones modernistas del siglo pasado. En la obra Dwelling Development del año 2001, jugando con los conceptos de repetición y producción masiva, el artista hace un comentario crítico a los proyectos masivos de vivienda popular en México. Cada unidad habitacional es diseñada para maximizar la eficiencia del espacio, con poca o nula atención a las necesidades humanas indispensables.

Otra obra que realiza un proceso similar es el díptico fotográfico Chinese Whispers, el cual toma su nombre de un juego infantil que consiste en susurrar un mensaje de boca en boca adaptando las modificaciones del mensaje surgidas a partir del intercambio entre el emisor y el receptor. De la misma manera, Dávila traduce la imagen del Pabellón de Barcelona de Mies van der Rohe al capturar una escena precaria hallada fortuitamente en el sur de México, semejante en apariencia a la de Van der Rohe. La fotografía reinterpreta la imagen inicial como respuesta del artista al mensaje original.