Móviles

En años recientes Jose Dávila ha creado un extenso cuerpo de obra compuesto por esculturas cinéticas que replican los arreglos geométricos creados por el artista alemán Josef Albers. Las obras pertenecientes a esta serie muestran una gran diversidad de dimensiones y paletas de color. Las composiciones formales y los ritmos cromáticos plasmados en las pinturas de Albers son reproducidas en las esculturas de Dávila a través de marcos de metal suspendidos desde el techo. Cada marco está pintado con un tono distinto de pintura y al moverse en conjunto produce una determinada cadencia de colores. El movimiento de estas secuencias flotantes genera un efecto prismático que a su vez genera una sucesión infinita de composiciones visuales.

El formato previamente en dos dimensiones se desdobla a sí mismo como una presencia tridimensional; la percepción del color depende directamente de la luz y de las interacciones superficiales que estas esculturas tienen con el entorno y otros objetos cercanos. La serie Homage to the Square de Albers buscaba concretar nuevas formas de percibir el color, haciendo uso del movimiento y de la expansión del lienzo hacia el espacio circundante. Dávila transporta estas intenciones hacia el campo de lo escultórico utilizando materiales industriales y ofreciendo nuevas perspectivas de obras de arte icónicas pertenecientes al canon modernista.